February 29, 2008

Hola Capitán, guapo. ¿Cómo va eso? Anda ven, que te he comprado unas latitas nuevas. (...) Capi. ¿Capi? ¿Qué miras? (...) ¡Ah! Son mis botas nuevas. ¿Eso es lo que te mosquea? Capi. ¡Capi, no! ¡Que los pompones son de adorno! ¡No se juega con los pompones de mis botas! ¡¡Capi no!! ¡¡NOOO!!

Labels:

 
posted by Tamaruca at 9:36 AM | 50 comments
February 26, 2008

No falla. En cuanto una se mete en la ducha y se enjabona el cabello, o llaman a la puerta o suena el teléfono. Siempre.



Al asumir que, quien quiera que fuese el que estaba pulsando el timbre compulsivamente, no se iba a marchar, salí cabreada de la bañera y me puse el pijama a toda velocidad.



- ¿Quién es? -grité sin abrir la puerta, ya que a través de la mirilla se veía todo negro.
- ¡El lobo feroz! -respondió Roberto, mi temible vecino del 2º izquierda.
- ¡Qué quieres! -continué a gritos, empezaba a resultarme divertido.
- ¿No bajas a la reunión de comunidad?

(...)

- ¿Tam?

Abrí la puerta. Roberto estaba de pie en el rellano, con sus míticos vaqueros ajustados y el dedo metido en la mirilla.

- ¿Puedes sacar el dedo de ahí, por favor? No, no bajo a la reunión.
- ¿Por qué no? Queríamos votarte a ti de presidenta otra vez, eres la que mejor manda. Se me ha quedado atascado, mierda.
- ¿No te ha dicho nada el Sr. Ernesto? Espera, que voy a por un poco de jabón.
- Que pague lo que debo, ¡jajaja! Y bueno, también que te ibas ya del nº 13 de Lucky Street, pero no me lo creí. Lo de que te piras, digo. Es una bola, ¿no? Lo dices para vacilar, que te conozco, que tú eres así de cabrona.

- Pues no. Esta vez lo digo en serio -empiezo a untarle un poco de jabón en crema en el dedo índice atrapado-. Mira Rober, no tiene sentido que vaya a discutir con el administrador ya. Jorge y yo estamos reformando un piso en el nº 28 de Happy Street. En cuanto acaben las obras, nos vamos.

- No jodas.

(...)

- ¿Te largas?
- Sí.
- ¿Te piras con él?
- Sí.
- ¿Te han cazado?
- Sí.

(...)

- Estira, a ver si sale. Trata de girar la mano un poco, es que has hecho vacío.
- Joder, te vas de verdad.
- Estira fuerte Rober, va.
- No te pires, tía. Esto va a ser un coñazo si no estás tú por aquí jodiendo al personal. ¿Estás segura?
- ¡Estira! -agarré fuerte la muñeca de mi vecino y entre los dos logramos desatascarlo-. Sí, estoy segura. Mañana me contáis las novedades, ¿vale?




Cerré la puerta despacio. Me da mucha pena irme de aquí. Mucha. No quería que él viese que me había emocionado un poco. Sin embargo, yo sí continué observando un rato a mi vecino por la mirilla de nuevo operativa.

Roberto permaneció unos segundos plantado en el rellano, con el índice levantado y mirando al suelo. Luego dio una patada a mi felpudo mariquita y sentenció:

- Te vas a una casa de pijos, una mierda de casa, un puto coñazo de casa. Te vas a volver loca en ese lugar sin poder mandar a nadie y fingiendo que eres normal.


¿Normal? ¿Eso qué es? De todos modos, si me vuelvo loca, a Jorge todavía le quedan diecinueve dedos por aplastar...

Labels:

 
posted by Tamaruca at 8:26 PM | 51 comments
February 25, 2008
Que Jorge se machaque el dedo gordo del pie con un martillo gigante tiene un inconveniente: la que debe conducir hasta urgencias, soy yo.

- ¡Mierda, auh, auuhh! -aullaba él mientras avanzaba a la pata coja hacia el coche- ¿Estás segura de que sabrás llevarme bien?
- Sisisis, tranquilo. Tampoco conduzco tan mal. Lo único...
- ¿Lo únic... auh...lo único, qué?
- Es que no he traído las gafas así que tendrás que irme leyendo los carteles porque no veo ni torta.
- Joder.

La pareja llega hasta el automóvil. Ella se acomoda en el sitio del piloto, introduce la llave de contacto y observa los pedales con cara de estupefacción. Él, resoplando, las facciones tensas por el intenso dolor y con gesto de preocupación, apenas se atreve a preguntar.

- ¿Qué ocurre, Tam?
- Es que no me acordaba de que en tu coche había tres pedales. ¿Cual era el acelerador y cual el freno?

(...)


Labels:

 
posted by Tamaruca at 10:03 AM | 53 comments
February 22, 2008
Esto de las mudanzas tiene su gracia. Acabo de encontrar entre mis enseres más antiguos el diario de mi primera comunión. Sí. Yo hice eso. Vestida con una túnica blanca que al final del día era verde y marrón por la suciedad más absoluta pero bueno, esa es otra historia. La cuestión es que he abierto el librito con cuidado (ehem, no mientas), bueno vale, en realidad he roto un poco el broche dorado con la llavecita a juego (es de agradecer que me lo regalasen sin musiquita absurda en su interior) y en sus primeras páginas, es decir, cuando contaba tan sólo 9 años, leo lo siguiente (transcribo tal cual aparece ante mis ojos):


Querido diario:

Me estoy aburriendo como una ostra. Hoy he decidido estrenarte solo por eso, porque no tengo otra cosa mejor que hacer. Está lloviendo fuera y no me dejan patinar en casa y encima mi abuela ha tirado por el water mi experimento, ¡grr! Es incómodo escribir en ti porque eres pequeño, ridículo y tienes las tapas blanduscas. La verdad es que no eres muy bonito que digamos y yo no soy aficionada a los diarios así que te escribiré cuando me acuerde y basta por hoy.

Tamaruca


Lo que me preocupa ya no es tanto el nivel de bordería (siempre creí que había ido adquiriéndolo con los años y que la sociedad era la culpable pero descubro horrorizada que no, que debe ser innato) sino pensar en que, tras este breve espacio de tiempo en el que me entretuve descargando mis iras contra el pobre diario, ¿cual sería mi siguiente maldad?

Qué poco efecto me hizo aquello de comulgar, ¿me darían una oblea caducada?

Labels:

 
posted by Tamaruca at 12:13 AM | 55 comments
February 18, 2008

Ambos suspiraban por un enorme vestidor como el que habían visto en la revista de decoración pero, de momento, no era posible. Resignados, apilaban ropa y trastos en cajas azules para organizar así los armarios empotrados.

- Jorge.
- Dime.
- Si subimos las maletas, los patines y la tele pequeña al altillo, nos queda toda esta parte libre -dijo ella mostrando un hueco en la cómoda de volumen aceptable.
- Ah, estupendo. Voy subiendo estas cajas entonces, ¿no?
- Perfecto.

Él comienza a colocar de forma ordenada los paquetes terminados en lo alto del armario. Ella continúa sacando sombreros, bolsos y zapatos de rincones insospechados mientras piensa en el mejor modo de explicarle a él que le gustaría situar su bicicleta estática frente al televisor.

- Tam.
- Dime.
- Esa caja que tienes ahí con disfraces -dijo él señalando hacia un cesto lleno de ropa de colores-, ¿la ponemos arriba también?
- Qué caja. Qué disfraces.
- Esa. La del vestido de serpiente, ese otro fuxia, la cosa esa con flores y marip...
- No son disfraces.

(...)

- Ah, ¿no?
- No.

(...)

- Son mis vestidos de verano.
- Ouh, qué... mmm... bonitos.

(...)

Ya.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 2:41 PM | 94 comments
February 12, 2008
A veces una melodía se instala en tu cabeza. Aquella canción que en un tiempo remoto significó algo importante, simplemente reaparece. Sin motivo aparente. Sin necesidad de haberla vuelto a escuchar antes. Se activa de nuevo en tu cabeza y ya está.

Me ocurrió hace poco con Camins, uno de las últimos temas que lanzó el grupo catalán Sopa de cabra justo antes de que Gerard Quintana, el vocalista, emprendiera su carrera en solitario.



Es curioso. Uno no sabe si llamarlo presentimientos, azar, intuición o casualidad, pero lo cierto es que, otra vez, la melodía coincide con algo importante. Nueva encrucijada. Nuevo cruce de caminos.

Con una diferencia.
Con una enorme diferencia.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 11:31 AM | 59 comments
February 11, 2008

- Para mí otro capuccino, por favor.
- Así que el fin de semana bien, ¿eh? ¿Cual fuisteis a ver anoche?
- La de Rob Reiner, Ahora o nunca. ¿Y vosotros?
- ¿La de quién?
- La de Morgan Freeman y Jack Nicholson.
- Ah sí, ya. ¿Qué tal está? ¿No tiene mucha moralina?
- No demasiada. Compensa con creces el guión, los paisajes, la banda sonora y sobre todo el reparto. Freeman está grande, grande.
- Pues nosotros fuimos a ver Juno y también muy bien, tiene diálogos muy graciosos.
- Uy, esa tengo muchas ganas de verla. Sobre todo después de leer la microcrítica de Josmachine.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 7:21 AM | 31 comments
February 7, 2008
Doce en punto de la mañana. El sopor comienza a apoderarse en mí. Tres horas seguidas redactando informes clónicos acaban con la lucidez de cualquiera. Esperanza, la administrativa, entra de pronto en el despacho con gesto compungido y me previene:

- Tam, ha llegado y viene hacia aquí como un miura.
- Genial. Por fin algo de diversión.

Vuelve a su sitio y continua tecleando tranquilamente. Hollywood se pierde una actriz maravillosa con ella. A los pocos segundos, Domingo y su metro noventa y cinco irrumpen en la estancia; se sitúa frente a mi mesa y comenzamos a mirarnos fijamente y muy serios.




- ¿Has cogido mi agenda? -pregunta con brusquedad.
- Buenos días, Domingo -saludo con mi mejor sonrisa.
- ¿Has cogido mi agenda? -repite; aprieta tanto los labios que su boca parece un punto.
- No he cogido tu agenda -respondo mirándole a los ojos.
- ¿No has cogido mi agenda?
- No he cogido tu agenda.
- ¿Seguro que tú no has cogido mi agenda?
- Seguro que yo no he cogido tu agenda.

Espera unos segundos más. Sigue observándome fijamente. Finalmente, abandona la estancia. Esperanza ha seguido toda la escena sin inmutarse. En cuanto nos quedamos solas, comenta con su dulce voz:

- Tam... tienes su agenda, ¿verdad?
- Por supuesto.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 11:57 AM | 73 comments
February 6, 2008

De: Miguel "elbuzondelmigue@gmail.com"
Para: Tam "diariodetamaruca@gmail.com"
Asunto: Hola

¿Dónde te metes? ¿Vamos esta tarde al cine? Me apetece ver los Crímenes de Oxford.



De: Tam "diariodetamaruca@gmail.com"
Para: Miguel "elbuzondelmigue@gmail.com"
Asunto: Re: Hola

No puedo, estoy muy liada. Además esa ya la he visto y es un poco tonta. Por lo menos sale Leonor Watling que es absolutamente preciosa, aunque el personaje que le han dado es una memez, para variar. Y encima, aunque se supone que ellos son científicos, explican muy pocas matemáticas.



De: Miguel "elbuzondelmigue@gmail.com"
Para: Tam "diariodetamaruca@gmail.com"
Asunto: Re: Re: Hola

No me gustan ni las matemáticas ni la Watling.



De: Tam "diariodetamaruca@gmail.com"
Para: Miguel "elbuzondelmigue@gmail.com"
Asunto: Re: Re: Re: Hola

Estás tonto.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 1:34 PM | 45 comments
February 5, 2008

Labels:

 
posted by Tamaruca at 9:58 PM |
February 4, 2008
Crucé en cuatro zancadas el andén de la estación de Atocha. Vía 1. Coche 3, asiento 6B. El vagón de tren que me llevaría hasta Zaragoza estaba completo y hacía un calor asfixiante. Me pone de mal humor viajar en transporte público. A cualquiera que mida un metro noventa de estatura y pese 100 Kg le agriaría el carácter levantarse a las 6:00 de la mañana para embutirse en un espacio máximo de un metro cúbico durante más de una hora. Y luego estaba el asunto de las tarjetas. Menudos incompetentes. Ahora era Mauricio Albornoz. Arquiteto. Impreso 400 veces. Con un par.

Me acomodé a duras penas en el asiento de pasillo. Las rodillas chocaban contra el sillón de delante cortándome la circulación, así que opté por abrir las piernas. No fue una buena solución. Además de despertar al abuelo que dormitaba junto a la ventanilla, parecía que yo estaba dando a luz; las ingles me tiraban muchísimo, el calzoncillo se descolocó y pude sentir cómo la etiqueta de aquel estúpido pantalón de traje me arañaba los testículos. El escozor era soportable si y sólo si permanecía completamente quieto. Únicamente así el dolor me daba tregua.

No hacía ni un minuto que había encontrado la posición correcta cuando apareció una chica rubia con botas altas y la nariz metida en una lectura.

- Este es mi sitio -dijo sin mirarme siquiera. La voz atravesó la portada de un libro azul. Había visto aquella novela en alguna parte. El niño con el pijama de rayas. Quizá en algún escaparate, no sé. El tren arrancó y ella seguía de pie a mi lado, con el rostro oculto tras las páginas. Se quitó el abrigo despacio sin dejar de leer. Llevaba unos vaqueros muy ajustados dentro de las botas.

- Perdona, ¿puedo sentarme? -repitió. No sabría explicar el motivo pero me enfadé. Era una creída. Me enferman estas tías prepotentes que van de intelectuales. Me enferman. Por muy altas que sean sus botas. Desencajé el culo de mi silla y me incorporé a regañadientes.

- ¿Estás segura de que es tu asiento? -Nada más terminar de decir esta frase me di cuenta de que me había excedido en el tono. Ella apartó el libro un segundo, me miró fijamente a los ojos y me respondió muy seria.

- Si esto es un concurso para saber quién está de peor humor, apuesto todo a la rubia.

Observé en silencio cómo dobló su abrigo y lo colocó en el altillo sin apartar los ojos de las letras. Se sentó y siguió devorando papel. No me apetecía nada estar cerca de semejante antipática así que caminé hacia el vagón cafetería. Una vez allí comprobé mi billete. 6B. Joder. Ese era mi sitio. Mi sitio. Se iba a cagar. La muy...

- Oye bonita -le espeté-, que te has equivocado. Este es mi sitio -expliqué ufano y en voz muy alta para que todas las personas que viajaban cerca se enterasen-. Mi sitio -e interpuse mi billete entre los ojos de la joven y el texto-. El 6B. Coche 3, 6B.

Ella no se inmutó. Apartó mi billete de su libro como quien espanta una mosca y señaló hacia la puerta. Qué. Qué hay en la puerta. Próxima parada, Guadalajara. Coche 4. Coch...

(...)

Vale. Este es el coche 4 y yo soy arquiteto.

Labels: , ,

 
posted by Tamaruca at 1:15 PM | 59 comments