July 28, 2008
Como muchos de vosotros ya sabéis, Jorge y yo nos encontramos en plena mudanza: cajas y más cajas, pintura, serrín, muebles nuevos, ruina económica, ojeras, etc. Lo cierto es que, desde que nos encontramos el 9 de noviembre del año pasado en el aeropuerto de Barajas, no hemos parado de complicarnos la vida mutuamente. Primero él abandonó la capital y se vino a vivir conmigo a Neighbourhood. Fue entonces cuando me di cuenta de que, o bien mi apartamento era demasiado pequeño, o bien Jorge era demasiado grande. Decidimos así cambiarnos a un piso algo mayor. Encontramos uno muy agradable en una zona céntrica y muy linda de la ciudad. La vivienda sólo tenía un inconveniente: su antigüedad. Tuvimos que reformarla completamente. Y cuando digo completamente, quiero decir total y absolutamente. Todo. Cuatro meses de obras, que se dice pronto.

No contentos con el tinglado que habíamos montado, aceptamos un proyecto de trabajo muy interesante a caballo entre isla tranquila y Dinamarca. De nuevo dos años fuera de nuestra ciudad: viajes constantes, aviones, trenes, idas y venidas... En nuestra línea, vaya.

Pero no se vayan todavía, aún hay más. Resulta que a Jorge debió parecerle que nuestras vidas no eran lo suficientemente complicadas así que me pidió que me casara con él de modo inminente. Claro -respondí al más puro estilo Holly Golightly-, nunca me he casado antes. Y menos de modo inminente.

Y hasta aquí un breve resumen de los últimos meses. Me sigue fascinando el hecho de que lleguen personas hasta este desastre de blog, se encuentren a gusto y se queden, que se enganchen a la cotidianeidad caótica de mi vida, a mis avatares varios. No imagináis hasta qué punto me hace ilusión que os divirtáis con las aventuras que os cuento, que sigáis ahí aunque apenas pueda prestarle atención a esta ventanita tan extraña que es internet. Gracias, gracias y mil gracias.

Estaré fuera un par de semanitas. Además, es probable que con esto de la mudanza me quede sin conexión en casa algún tiempo más. Sin embargo, volveré en cuanto me sea posible. Ya lo saben, soy una pesada.

Labels: ,

 
posted by Tamaruca at 6:32 AM | 61 comments
July 21, 2008
Y, de pronto uno se muere de ganas de escuchar una canción. Qué cosas.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 8:00 AM | 21 comments
July 17, 2008
Me cuesta encontrar títulos para las entradas, elegir etiquetas para las historias que me gusta contar. Tanto es así que, la mayoría de las veces, ni siquiera me acuerdo de buscar uno y directamente me enfrasco en la escritura.

Hoy me sucede todo lo contrario. Después de darle muchas vueltas, sólo se me ocurre una frase para describir el cúmulo de acontecimientos vividos en las últimas horas. Lo llamaremos:

"The minifalda vaquera effect"

(O cómo varía la actitud de muchas personas en función de la ropa que lleve uno puesta).

Labels:

 
posted by Tamaruca at 2:31 PM | 32 comments
July 10, 2008

A raíz de la conversación mantenida con el albañil que nos ha llevado la reforma, en la que me confirmaba la finalización de las obras la próxima semana, he confeccionado una lista -sí, soy aficionada a ellas- titulada "Pagos pendientes julio 2008"

(...)


Por favor, que alguien me de un valium. O un algo.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 3:29 PM | 34 comments
July 2, 2008


Eran las 6:39 de la mañana cuando el teléfono fijo comenzó a sonar insistentemente. Salí de la cama contrariada y arrastré los pies hasta el salón. Al descolgar, una estridente voz femenina gritó:

- ¿Dónde está la persona que debíamos recoger? ¡Está el coche en vuestra puerta hace cinco minutos y no baja nadie!
- Buenos días -respondí sorprendida ante semejante tono, no sabía que Karmele Marchante trabajara en Radio taxi-. Deduzco me llama usted de la compañía de taxis -continué-. A estas horas, espero que la persona por quien usted pregunta esté ya en la estación, o de lo contrario, perdería el tren.
- ¡¿Cómo?! -aulló Karmele al otro lado de la línea- ¡Pues ahora mismo te bajas y le pagas al taxista porque lleva esperando desde las 6:35 en punto!
- Me temo que eso no va a suceder -le expliqué con tranquilidad- porque nosotros habíamos contratado su servicio para las 6:25 y es evidente que, a esa hora, ustedes no estaban aquí.
- ¡Pues da igual! -chilló aún mas fuerte- ¡Si no estamos, lo que hay que hacer es reclamar y mandamos otro vehículo! ¡Tienes que bajar a pagar ahora mismo!
- ¿Y si no hay tiempo para reclamaciones? ¿Abonan ustedes el billete del AVE caso de no llegar a tiempo a la estación? Mire, yo lamento mucho que hayan llegado tarde, pero asúmalo, el problema es ese y sólo ese: ustedes han llegado tarde. De hecho, bastante tarde. Así que de nuevo la respuesta es no. De ningún modo voy a vestirme para bajar a pagar por un error de ustedes. Porque resulta que han cometido un error, que es llegar tarde. Tarde, tarde. Muy tarde.

Reconozco que repetí la palabra "tarde" varias veces y con retintín porque me di cuenta de que eso molestaba a mi interlocutora y, para qué negarlo, esta tipeja maleducada me había caído francamente mal y me estaba divirtiendo sacarla de sus casillas. A partir de ese momento ella perdió absolutamente el control. Me lanzó una serie de improperios en sí bemol que habrían curado la sordera a cualquiera.

- ¡Tienes que bajar a pagar el servicio o no podrás volvernos a llamar nunca!
- Me parece bien -contesté tranquilamente- lo entiendo. Además, no deseo volver a contratar a alguien que llega tarde.
- ¡Si no pagas, en tu puta vida vas a poder contratar otro taxi, ni a nosotros ni a nadie porque tengo tus datos y se los voy a pasar a todas las demás empresas para que nunca jamás puedas llamarnos!
- La próxima vez que me saque de la cama a las seis y media de la mañana para amenazarme, por favor, que sea con un argumento menos ridículo. Gracias.

Inmediatamente desconecté el teléfono y me volví a meter en la cama. Me había convertido en un elemento non grato para el gremio del taxi. Al menos esta semana, claro. La próxima, mi dirección y teléfono serán otros distintos así que, tal vez la vida me de otra oportunidad y pueda empezar de cero con Karmele.

Labels:

 
posted by Tamaruca at 1:03 PM | 41 comments